Feliz víctima de un makeover

Reyna Cardona
Reyna Cardona

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”- Albert Einstein

Las que somos fans de los cuentos de Disney tenemos regularmente por una de nuestras partes favoritas el makeover de la princesa, si claro también el final feliz, pero nos impresiona tanto el cambio de la chica común a una princesa, es más identificamos tanto a la princesa con vestidos de noche, brillo, glamour, cabello hermoso, etc, etc.

Cuando vamos creciendo si bien de vez en cuando nos decepciona el amor, el aumentar de peso, los desvelos estudiando, el no conseguir el trabajo que esperamos, una mala nota en un parcial, una mala cita y otros tantos momentos que nos hacen aterrizar en “la realidad” pero siempre esta nuestra familia, amigas y amigos que nos hacen sentir mucho mejor, que nos recuerdan que es momento de mimarnos y hay momentos que incluso no demandan re-inventarnos.
Para mi este año ha sido de sube y baja, encoje y estira en muchos aspectos, pero sobre todo me la he pasado diciendo ¡Sorpréndeme! a Dios y pidiéndole a todos mis amigos que me saquen de mi zona de confort.

Soy una chica de 28 años que disfruta leer, tomar café, hablar y hablar con las personas que quiero, espero la paz mundial y trato de reírme de cada cosa que puedo… normalmente les digo a mis amigos que yo no tengo gracia pero si tengo chiste (yo se, suena raro jajaja) y bueno… ya para acabar el año me dieron una gran sorpresa ¡un makeover! que incluyó todo: zapatos, vestuario, maquillaje, manicure, pedicura, un vestido de diseñadora, la asesoría de una excelente y maravillosa hada madrina, maquillaje, corte de cabello, cambio de color de cabello, ¿ya dije zapatos? Y un día lleno de risas con personas maravillosas 🙂

Hay tanto que quisiera compartir de ese día pero creo que necesitaría pasarles el vídeo que solo esta en mi mente, pero creo que solo puedo pedirles que vivan una experiencia así, yo sé que lo primero que se piensa es “hay Dios solo si rifan una patada me la gano” pero pues, me paso a mi y soy de las personas que el 99.9% de las ocasiones no se gana nada.

Pero aunque no les pase algo así hay tantas cosas que como mujer debemos (si, dije debemos) hacer para sentirnos más felices con nosotras mismas, por ejemplo:

  • arreglarnos el cabello (lavado, secado – no me refiero a ir a un car wash-)
  • pintarnos las uñas y decirle a una amiga que te pinte la mano derecha porque si no haces todo un arte abstracto,
  • ir a comprar una camisa puede ser toda una aventura llena de diversión si vas con una amiga que tenga una sola misión: sacarte de tu zona de confort
  • ir a la tienda a probarte zapatos y no saber cuál comprar porque toooodos te encantan pero ¡ve y mídete todos los que te encanten!
  • probar un maquillaje totalmente diferente

En fin… sentirte como una princesa o como la reina de tu hogar, quizá para muchos suena superficial pero al final del día no es solo la acción en si, sino toda la experiencia que rodea.

Tenía días de no sonreír tanto, pero ahora no puedo evitar sonreír por la forma en que las personas se emocionan por el cambio que ven en mí, ver la cara de sorpresa al decir “¡WOW! ¿Qué te hicieron?” o “ese color de cabello te queda genial” todo eso nos hace sentirnos más felices y cuando te sientes feliz contagias a todos los demás.
Solo puedo decir

¡Gracias ADOC! J Me han hecho la chica más feliz del mundo

Álbum de fotos: fan page ADOC #todopuedepasar

Share