PERRHIJOS – Cuando tu mejor amiga se va

totti

Les voy a contar una historia que me cambió la vida…

En 2011 llegó a mi vida, fue casi que amor a primer vista. Recuerdo perfectamente llegar después del trabajo a casa, eran meses difíciles en el trabajo, así que se imaginarán… al verla me emocioné, era una nueva amiga en casa, una nueva amiga que necesitaba muchos cuidados ya que venía un poco herida. El plan era fácil, había que cuidarla unos días mientras se recuperaba y luego conseguirle un hogar; claro, ese era mi plan, pero ya saben lo que pasa con los planes…

304609_10150797517185107_1973918435_n

Pasaron unos meses y ella estaba muy bien, estábamos tan felices de tenerla que se quedo con nosotros. Junto a ella mi vida cambió, todos decían “que bueno que la rescataron”, pero cada día que pasaba yo sentía que ella me estaba rescatando a mi, me rescataba de mi amargura, yo sentía que ella me sonreía y honestamente necesitaba que alguien me sonriera como ella, me rescataba de la soledad que podía sentir, me acostumbre a disfrutar el silencio porque ella estaba ahí, cada día con pequeñas muestras de cariño me devolvía la fe en las cosas buenas de la vida.

Happy girl ^^ #lovemyhusky #totty

A post shared by Reyna Cardona (@reynacardona) on

Salíamos de vez en cuando a caminar, a pasear, y en ocasiones simplemente a dar vueltas en el carro. Aunque no se los niego, también nos gustaba dormir mucho y siempre dormíamos cerca, lo suficiente para sentir si una de las dos se movía de lugar.

10471087_10155711303575107_7837179248703909329_n

Intentamos vivir solas algún tiempo y no lo logramos, ella definitivamente odiaba la soledad, tanto que los vecinos se quejaron del ruido, así que abortamos esa misión.

#home #lovemyhusky

A post shared by Reyna Cardona (@reynacardona) on

Me gustaba contarle mi día, porque al verla realmente sentía que me ponía atención. Celebró conmigo los momentos de alegría y me acompañó en los de tristeza.

My girl #lovemyhusky

A post shared by Reyna Cardona (@reynacardona) on

Cuando salí de viaje la extrañe, realmente la extrañe. Pensé que eso no sería posible, pero al estar en lugares lejanos siempre pensaba que serían mejor si ella estuviera ahí conmigo.

"Los perros y sus dueños se parecen", aqui esta la opinión de mi Totti ^^ #lovemyhusky

A post shared by Reyna Cardona (@reynacardona) on

Compartió con nosotros la alegría de ser mamá, nos dio muchos cachorros, incluso nos quedamos con uno, con Mac.

11096386_10155578988705107_6704880898345778912_o

Ella fue mi hermana, mi amiga, mi hija, para muchos quizá suena exagerado, cuando lo digo en voz alta llego a pensar que es exagerado, pero no decirlo suena peor, suena a no darle el lugar que sin duda ella tuvo en mi vida.

Yo la amo 🙂 #lovemyhusky #totti #husky

A post shared by Reyna Cardona (@reynacardona) on

Aún no se como decirle adiós, porque la siento en mi corazón y no quiero dejar de sentirla. Extraño hablarle y que me vea con esos hermosos ojos azules, extraño que me ponga su patita encima para pedirme que le sobe sus orejitas, la extraño.

11187797_10155726730800107_1999170546956924271_o

Escribo esto por dos razones: la primera, si alguien está pasando por algo similar quiero que sepas que entiendo por completo lo que sientes y número dos, porque ya no quiero que me pregunten cosas como “¿qué paso?, ¿cómo te sientes?” o que me digan cosas como “ya te va a pasar”, “esas cosas pasan”. Porque si esto no les hizo una idea de quién fue ella para mi y cómo me debo sentir, realmente mis palabras no lo van a lograr.

La amoooooooooo #Totti #lovemyhusky

A post shared by Reyna Cardona (@reynacardona) on

 

Nota anterior: Totti y su historia

Totti falleció el 23 de noviembre, pero la vamos a recordar siempre. 

Share